02_directorio

TÍTULO V
NORMAS Y RECOMENDACIONES GENERALES DE PREVENCIÓN

  Artículo 173.- Del orden y aseo en los lugares de trabajo:    

a)    Los pisos deberán mantenerse limpios, libres de obstrucciones y de sustancias deslizantes. Deberán eliminarse los excesos de cera, grasas, aceites y otras materias derramadas sobre ellos.
b)    Las bodegas y/o pañoles deberán estar permanentemente limpios, ordenados y asesados regularmente.
c)    Las basuras y desperdicios se deberán depositar en recipientes con tapa, distribuidos en los distintos lugares de trabajo.
d)    Todo el personal debe preocuparse que los elementos de combate de incendios se mantengan en lugares accesibles, libres de obstáculos y en buen estado.
e)    Todo trabajador deberá respetar las áreas de tránsito, de almacenamiento y otras establecidas y demarcadas en los lugares de trabajo.
f)    Las herramientas y otros elementos de cargo del personal, así como todas las que se utilicen en casos específicos, deben mantenerse en buenas condiciones. Las herramientas o instrumentos quebradas o defectuosas deben ser devueltas para su reparación o cambio.
g)    Las herramientas eléctricas portátiles se deben conectar a tierra en forma efectiva, usando enchufes apropiados.
h)    Las cabezas de las herramientas de golpe deben ser arregladas o esmeriladas, cuando comiencen  a formar rebordes o agrietaduras.
i)    Las herramientas con filo o puntas agudas deben estar provistas de resguardo cuando no se utilicen.
j)    Las herramientas de mano deben mantenerse limpias de aceite o grasas que las hagan resbaladizas, a fin de evitar magulladuras u otras lesiones.
k)    Las limas deben estar provistas de mangos firmes y apropiados. No deben usarse sin ellos.
l)    Cuando se corten alambres bajo tensión o resortes, debe fijarse uno de los extremos para evitar que salte al cortarse y lesiones a algún trabajador.
m)    Los alicates no deben usarse como llaves para apretar o aflojar tuercas.
n)    Se deberá usar siempre la herramienta apropiada para cada trabajo.
o)    Será responsabilidad de los supervisores y jefes velar por el cumplimiento de estas instrucciones.

De las escalas.

Artículo 174.- Las escaleras en general son peligrosas. El trabajador que trabaje con ellas, deberá cerciorarse que los largueros y peldaños estén en buenas condiciones. Las escaleras en que falten peldaños o estén sueltos o que, en general, se encuentren en mal estado, deben ser inmediatamente reemplazadas, reparadas o dadas de baja.

Las escaleras no deberán colocarse en ángulos peligrosos ni se afirmarán contra suelos resbaladizos, cajones o tableros sueltos.

El ángulo seguro de colocación de una escalera  es de 75 grados. Para lograrlo se calcula ¼ del largo de la escala como distancia de separación desde su base al muro de apoyo.

Las escaleras portátiles deben equiparse con zapatas antideslizantes.

Si no es posible afirmar la escalera en ángulos y forma segura, deberá solicitarse la colaboración de otra persona para sujetar la base.

Para subir o bajar por una escalera, debe hacerse de frente a ella y con las manos libres. Los materiales y/o herramientas se deben subir o bajar por medio de cuerdas.

Las escaleras portátiles de madera no deben pintarse ni enmasillarse. Para su mantención, periódicamente se deben cubrir con aceite de linaza o barniz transparente, con el objeto de revisar sus fibras y no ocultar daños.

Los cajones, barriles, tambores o sillas, no han sido construidos para subir de un nivel a otro o para pararse en ellos. Se deberá usar en cada operación la tarima o escala apropiada.

No debe dejar herramientas sueltas sobre plataformas, escalas o escaleras.
Las escaleras portátiles deben guardarse o almacenare en forma horizontal y apoyadas en suficientes soportes para que no se doblen; debiéndose proteger de la humedad y calor excesivos.
   
   

 

destacado

01_bt_mem_ces

01_bt_salud

01_bt_salud

01_bt_pres_educ

01_bt_psu

01_bt_simce

01_bt_padem