02_directorio

TÍTULO IV
DE LAS OBLIGACIONES EN CASO DE ACCIDENTES

  Artículo 169.- Todo trabajador que sufra cualquier tipo de malestar o enfermedad que pueda afectar su capacidad y seguridad en el trabajo, deberá dar cuenta a su jefe directo, a fin de que se adopten las medidas pertinentes, especialmente, si padece de epilepsia, mareos, problemas cardiovasculares, deficiencias auditivas o visuales u otras que puedan poner en riesgo la seguridad individual o general de los trabajadores.

Artículo 170.- Aquel trabajador que sufra un accidente dará cuenta inmediata de su ocurrencia a su jefe directo, indicando en forma precisa la forma y circunstancia en que ocurrió tal hecho. Igual obligación regirá respecto de los accidentes que se produzcan en el trayecto. En este último caso, si el accidente es leve, deberá recurrir a la asistencia pública y/o al policlínico o servicio de la mutual.

Artículo 171.- Cada vez que ocurra un accidente cuyo resultado sea la lesión de un trabajador de la Corporación, los trabajadores de la misma que presencien el hecho, deberán preocuparse de  que el afectado reciba atención de primeros auxilios, recurriendo al botiquín que debe estar dotado de los elementos básicos; Deberán comunicar a la jefatura superior inmediata y enviar al accidentado por los medios que disponga la Corporación, directamente al servicio de atención al cual este afiliada si la lesión reviste gravedad. En este caso, necesariamente deberá cursarse la denuncia correspondiente del accidente, en un plazo no mayor a 24 horas.

Artículo 172.- El trabajador que haya sufrido un accidente de trabajo y que como consecuencia de él, deba ser sometido a tratamiento médico bajo licencia médica, solo podrá reincorporarse a sus labores habituales, previa presentación del Certificado de Alta otorgado por el médico tratante del organismo administrador del seguro.
   
   

 

destacado

01_bt_mem_ces

01_bt_salud

01_bt_salud

01_bt_pres_educ

01_bt_psu

01_bt_simce

01_bt_padem