02_directorio

TÍTULO VII

DE LAS LICENCIAS Y DE LOS PERMISOS

 

Artículo 33.- Se entiende por licencia médica, el documento extendido por un profesional competente, mediante el cual certifica que el trabajador se encuentra incapacitado temporalmente para trabajar, prescribiendo reposo total o parcial, por un lapso determinado, con el fin de atender el restablecimiento de su salud.

 

Artículo 34.-. Tipos de licencias.

 

a) Por enfermedad: El trabajador enfermo que estuviere imposibilitado para concurrir a su trabajo, estará obligado a dar aviso a la Corporación por o por medio de un tercero dentro de la jornada ordinaria de trabajo del primer a de ausencia.

 

Para efectos de validez del aviso a que haya lugar, será necesaria la debida identificación de la persona de la Corporación que recibe el aviso, para el conocimiento oportuno de esa ausencia.

 

El trabajador enfermo deberá presentar el formulario de licencia, con la certificacn médica que corresponda, dentro del plazo de dos días hábiles contados desde la fecha de iniciación de la licencia.

 

En el caso de presentar el trabajador una licencia fuera de plazo indicado, la Corporación la cursará, pero sin que implique responsabilidad alguna para ella, si en definitiva la licencia es rechazada por la entidad que deba calificarla.

La Corporación podrá cerciorarse en cualquier momento de la existencia de la enfermedad y podrá, siempre que lo estime conveniente, disponer visitas domiciliarias al trabajador enfermo.

 

Mientras subsista la enfermedad y dure la licencia, el trabajador no podrá reintegrarse a su trabajo.

 

b) Por Maternidad: Las mujeres trabajadoras tendrán derecho a una licencia de maternidad que se iniciará seis semanas antes del parto y que terminará a las 18 semanas según sea el caso, con derecho a subsidio, que será pagado por los Organismos de Salud o Caja de Compensación en su caso, a que se encuentre afiliada la trabajadora. Este subsidio será equivalente a la totalidad de las remuneraciones y asignaciones, de la que se descontarán únicamente las imposiciones de seguridad social y descuentos legales correspondientes. El plazo podrá aumentarse o variar por causas de enfermedad debidamente comprobada. Durante el descanso maternal le está prohibido trabajar para el empleador. Este derecho es irrenunciable.

 

La trabajadora deberá comprobar su estado de embarazo con certificado médico o de matrona y la iniciación del periodo de licencia.

 

Si a consecuencia o en razón de su estado, la trabajadora no pudiere desempeñar sus labores, deberá acreditar el hecho ante la Corporación, con el correspondiente certificado médico.

 

Durante el periodo de embarazo y hasta un año después de expirado el descanso de maternidad, la trabajadora goza de fuero, excluido el permiso postnatal parental.

 

En caso de que el padre haga uso del permiso postnatal parental del artículo 197 bis del Código del Trabajo, gozará de fuero laboral, por un período equivalente al doble de la duración de su permiso, a contar de los diez días anteriores al comienzo del uso del mismo. Con todo, este fuero del padre no podrá exceder de tres meses, conforme al arculo 174 del Código del Trabajo.

 

Si por ignorancia del estado de embarazo se hubiere puesto término al contrato en contravencn a lo dispuesto en el artículo 174, recién analizado, la medida quedará sin efecto y la trabajadora volverá a su trabajo, para lo cual bastará la sola presentación del correspondiente certificado médico o de matrona, sin perjuicio de su derecho a la remuneración por el tiempo en que indebidamente haya permanecido fuera del trabajo.

 

 

 

 

Durante el periodo de embarazo, la trabajadora que esté ocupada habitualmente en trabajos considerados por la autoridad como perjudiciales para su salud, deberá ser trasladada, sin reducción de sus remuneraciones, a otro trabajo que no sea perjudicial para su estado.

 

Toda mujer trabajadora tendrá derecho a permiso y al subsidio de maternidad cuando la salud de su hijo menor de un año requiera de su atención en el hogar con motivo de enfermedad grave, circunstancia que deberá ser acreditada mediante certificado médico otorgado o ratificado por los servicios que tengan a su cargo la atención médica de los menores.

 

c) Post Natal Parental: En general el post natal parental será de doce semanas. Cuando el parto se produjere antes de iniciada la trigésimo tercera semana de gestación, o si el niño al nacer pesare menos de 1.500 gramos, el descanso postnatal se de treinta semanas. En caso de partos de dos o más niños, el período de descanso postnatal se incrementará en siete días corridos por cada niño nacido a partir del segundo. Cuando concurrieren simultáneamente las circunstancias mencionadas, la duración del descanso postnatal será la de aquel que posea una mayor extensión.

 

d) Por sentencia Judicial: Tratándose de mujeres o de hombres solteros o viudos que manifiesten al tribunal su voluntad de adoptar un hijo en conformidad a las disposiciones de la ley 19.620, el plazo de un año establecido en el inciso primero se contará desde la fecha en que el juez, mediante resolución dictada al efecto, cone a estos trabajadores el cuidado personal del menor en conformidad al artículo 19 de la ley Nº 19.620 o bien le otorgue la tuicn en los términos del inciso tercero del artículo 24 de la misma ley.

 

e) Por Servicio Militar y llamado al servicio activo: El trabajador que deba cumplir con el Servicio Militar o forme parte de las reservas movilizadas, tendrán derecho a la reserva de su empleo o cargo, sin derecho a remuneración, hasta un mes después de la fecha de su licenciamiento. Al reincorporarse al trabajo deberá ser reintegrado a las labores convenidas en el respectivo contrato de trabajo o a otras similares en grado y remuneración a las que anteriormente desempeñaba, siempre que esté capacitado para ello.

 

 

Artículo 35.-Todo permiso que se solicite bajo cualquier circunstancia, deberá estar respaldado por el respectivo comprobante de solicitud de permiso autorizado.

 

Los permisos podrán ser con o sin goce de remuneraciones, según lo determine la Corporación.

 

En los casos de inasistencias por imprevistos o fuerza mayor, que no le permitan al funcionario solicitar permiso, podrá solicitarlo con posterioridad, acreditando por algún medio idóneo dicho imprevisto o fuerza mayor.

 

En caso de que el permiso sea para ausentarse por horas, el Director o Jefe del establecimiento estará facultado para autorizarlo, pudiendo ser solicitado incluso en forma verbal.

 

Artículo 36.- Todos los permisos no contemplados en la legislación laboral, deberán ser solicitados con a lo menos 3 días de anticipación, a menos de que se trate de situaciones imprevistas, las cuales deberán ser debidamente acreditadas.

 

Artículo 37.- Ningún trabajador podrá autorizar sus propios permisos, deberá acudir siempre a la jefatura superior utilizando el procedimiento interno que regula esa materia, dentro de la Corporación.

 

Artículo 38.- El trabajador que haga uso de un permiso, deberá compensar las horas no trabajadas, de conformidad al artículo 32 inciso cuarto del Código del Trabajo o se procederá al respectivo descuento.

 

Artículo 39.- Se considerarán permisos especiales, los que se otorguen con motivo de matrimonio y por fallecimiento de un familiar no contemplado en el artículo 66 del Código del Trabajo. Estos permisos y su tratamiento con respecto a los descuentos, serán autorizados únicamente por la Jefatura respectiva.

 

Las trabajadoras mayores de cuarenta años de edad y los trabajadores mayores de cincuenta, cuyos contratos de trabajo sean por un plazo superior a treinta días, tendrán derecho a medio día de permiso, una vez al año durante la vigencia de la relación laboral, para someterse a los exámenes de mamografía y próstata, respectivamente, pudiendo incluir otras prestaciones de medicina preventiva. En el caso de los contratos celebrados por un plazo fijo, o para la realización de una obra o faena determinada, este derecho podrá ejercerse a partir de los treinta días de celebrado el contrato de trabajo, y en cualquier momento durante la vigencia de éste. Para el ejercicio de este derecho, los trabajadores deberán dar aviso al empleador con una semana de anticipación a la realización de los exámenes; asimismo, deberán presentar con posterioridad a estos, los comprobantes suficientes que acrediten que se los realizaron en la fecha estipulada. El tiempo en el que los trabajadores se realicen los exámenes, será considerado como trabajado para todos los efectos legales. Todas las materias relativas a estos permisos se regirán por lo establecido en el artículo 66 bis del Código del Trabajo.

 

Aquellos permisos que se otorguen y que no constituyen un derecho reconocido en el Código del Trabajo, corresponderán a una facultad discrecional de la Corporación y no darán origen a derechos adquiridos.

 

Los funcionarios sujetos a las normas establecidas en la Ley 19.378, Estatuto de Salud Primaria, Ley 19.070, Estatuto de los Profesionales de la Educación y Ley 19.464, Personal Asistente de la Educación, podrán solicitar permisos para ausentarse de sus labores por motivos particulares, hasta por seis días hábiles en el año calendario, con goce de sus remuneraciones. Estos permisos podrán fraccionarse por días o medios días. La respectiva solicitud fundada, deberá ser presentada con a lo menos 48 horas hábiles de anticipación al Director del establecimiento, quien conforme a las necesidades del servicio los concederá o denegará. Los permisos que se soliciten por mayores periodos de tiempo se sujetarán a las normas legales vigentes para cada sector y deberá ser presentada su solicitud con 30 días de anticipación.

 

Artículo 40.- De los permisos sindicales.

 

De conformidad a lo establecido en el artículo 249 inciso primero del Código del Trabajo, el empleador está obligado a otorgar a los directores sindicales un permiso no inferior a 6 horas semanales por cada Director, ni a ocho horas tratándose de directores de organizaciones sindicales con 250 o más trabajadores.

 

Para hacer uso de este derecho, los directores sindicales deberán comunicarlo por escrito a la Corporación, con a lo menos 24 horas de anticipación.

 

Se deja expresamente establecido que las horas de permiso sindical no podrán exceder de 8 horas semanales, y que el pago de las remuneraciones correspondientes será de cargo del sindicato, de acuerdo a la legalidad vigente.

 

Respecto de los funcionarios regidos por la Ley 19.378, la jefatura superior del respectivo servicio concederá los permisos a los directores de las asociaciones, en conformidad a las normas legales vigentes para el sector, en especial, la ley 19.296.

   
   

 

destacado

01_bt_mem_ces

01_bt_salud

01_bt_salud

01_bt_pres_educ

01_bt_psu

01_bt_simce

01_bt_padem